No Judíos (Anussim)

Si bien la mayoría de los solicitantes de nacionalidad por esta vía son judíos, cada vez son más los que se aventuran a descubrir su pasado Anussim.

En nuestra experiencia profesional se trata de los casos más difíciles, ya que suele ser imprescindible la presentación de un informe genealógico. Colaboramos con entidades admitidas por la Federación de Comunidades Judías de España y coordinamos nuestra actividad con ellos desde Madrid.

En estos casos, especialmente complicados, la asesoría jurídica resulta determinante, sobre todo a la hora de decidir si ésta es la vía más adecuada para tramitar la nacionalidad española. Estos expedientes  de Anussim tardan más en tramitarse, por lo que, si éste es su caso, recomendamos que nos consulte lo antes posible.

Ell solicitante deberá aportar pruebas que puedan demostrar al Notario español de su origen sefardí. Por ejemplo,  estudios  sobre el origen de su apellido, estudios sobre su origen sefardí que haya realizado, vínculos familiares con sefardíes y sus costumbres, acreditar conocimientos de ladino, conocimientos de judaismo, colaboraciones profesionales o economicas con instituciones que promocionan la cultura y tradiciones sefarditas, etc.   y cualquier prueba fehaciente sobre su origen.